LaGloria_Logo-Feb-2015

EL ROLEX DEL MONO JOJOY

Por Jacqueline Gutiérrez

En la última década la política latinoamericana ha sufrido inesperados y convulsionadas transformaciones que si bien, han permitido avances sociales y de seguridad, en algunos de esos países se han aumentado los fenómenos de corrupción y pobreza en niveles alarmantes

Una variable obligatoria en este el análisis, es la incidencia de las guerrillas Colombianas para entender el escenario político y geográfico que desencadenan en los países vecinos que están o son permeados por su siniestro alcance.

Baste revisar componentes sociológicos de pobreza que inoculan en cada uno de sus combatientes mientras que en la realidad demuestran una necesidad de consumo, a la altura del más voraz y radical capitalista.

Mientras sus dirigentes promulgan la equidad social y la austeridad del gasto entre sus miembros, cada comandante porta en sus manos un reloj Rolex y no tendría significancia el tema para la discusión que se plantea, si desde la radicalidad del discurso comunista no se hablara de revolución y transparencia, de la necesidad de trabajar por “nobles causas”, de mantener la igualdad social, entre otras grandes mentiras que le han hecho creer al “pueblo” a lo largo de la historia generando un odio de clases que han causado un daño incalculable a la humanidad.

El fashión es uno de los símbolos que identifican al sistema capitalista, por las cuantiosas divisas que generan las pasarelas del mundo, ya que tocan la condición de vanidad de los seres humanos que naturalmente quieren verse y sentirse bien indistintamente de la edad, la raza, la religión el sexo y su nivel económico.

Los comunistas expresan “Públicamente”, animadversión a todo cuanto se refiere a lo que llaman los símbolos del “capitalismo salvaje” pero en la cruda realidad se dejan seducir por la belleza subyugante de sus prendas.

Es el caso de Presidente venezolano quien se convirtió en defensor a ultranza del régimen cubano e instaló en Venezuela ese virus de doctrina perversa que lo que toca, lo desaparece. No obstante para el presidente de los venezolanos, en la constante contradicción de sus ideas, que lo identifica universalmente, le pone un especial toque dictatorial a sus gustos, veamos : Es transparente usar un abrigo en cuero Ferra Gamo de 4000 dólares o chaquetas deportivas que tanto le gustan y cuestan cada una a 3000 dólares o un suéter de lana de Merino Palzileri para protegerse de de las bajas temperaturas cuando visita a sus homólogos de Irán o Rusia, que cuestan 350 dólares cada uno, sin contar con las colecciones de costosos relojes, billeteras y un sinfín de costosos aditamentos de moda … ,eh ¡!!Avemaría purísima¡¡¡¡ como decimos en mi tierra.

Viviendo de esa manera, es muy fácil hablar mal de los capitalistas desde su sitio de confort, como cuando visitó Suiza con su familia que salió de un populoso barrio pobre de Caracas y ahora disfrutan de las mieles del poder, se alojaron en el hotel más caro de la ciudad.

Con la disculpa de la seguridad que merece un ”alto dignatario” les toca sacrificarse, ¡pobrecitos!, alquilar todo un piso del hotel, esa es la vida que públicamente critican los comunistas a los capitalistas, pero que en su vida privada disfrutan y anhelan con el celo de una víbora desesperada. Recuerdan la imagen de Fidel Castro hablando mal del régimen “endemoniado” Capitalista con una sudadera Adidas blanca y roja? Nada más evidente para desenmascarar su doble moral, que la ropa que usan y que obedeciendo a su inminente contradicción los hace los seres más repudiados y anti populares del planeta.

Es el caso del Mono Jojoy, el tenebroso y satánico matón de seres indefensos en Colombia, quien inventó armas no convencionales como cilindros de gas, tristemente célebres en pequeñas poblaciones miserables de Colombianos. Los guerrilleros en medio de grandes júbilos los explotaban indistintamente sin meditar la condición de edad, genero o raza de multitudes que matan y que fueron motivo de gran alegría satisfacción y ascensos en las filas guerrilleras, lideradas por este siniestro personaje que dejo a su paso dolor y desolación.

No obstante sus constantes luchas y discursos disfrazados en supuesta defensa de los menos favorecidos, el señor Jojoy usaba un reloj Rolex en el momento de su muerte cuyo costo sobre pasa 7.500 dólares, y tenía sastre personal quien comentaba, que su jefe (Jojoy), no permitía que su uniforme fuera igual al resto de la tropa, lo diferenciaban los terminados como la cremallera y la doble costura que obviamente tenían un precio diferente a la hora de facturar y la contabilidad de las Farc aceptaba con gusto a la hora de pagar, solo porque Jojoy representaba una máquina feroz de asesinar despiadadamente y de producir miles de millones de dólares través del narcotráfico, como ninguna otra, entonces merecía uno que otro gustico,

que tal ah? ….. el tema de fashion no solo ha sido motivo de discusión y estudio en las grandes pasarelas de los países desarrollados, sino en los closets del bajo mundo en donde pululan los petro dólares y los narco dólares. Pero bueno, nos podemos quejar de estos “ilustres hombres” que son cuidadosos a la hora de hacer historia no en vano ellos rezan: Que no nos coja la parca sin un Rolex en nuestras pulcras manos, porque qué dirán de nosotros las futuras generaciones… de pobres.

indigenaco@yahoo.es