LaGloria_Logo-Feb-2015

Permitir el ingreso de 25 mil indocumentados es una medida irresponsable

Contracorriente

Permitir el ingreso de 25 mil indocumentados es una medida irresponsable

Fernando Torres Montoya

Cuando Trudeau ofreció en campaña recibir a 25 000 refugiados sirios en Canadá nadie imaginó que la improvisación sería la característica más clara de la ejecución de esta política. No se trata de traer a miles de seres humanos en solo siete semanas, sino de hacerlo correctamente, con los procedimientos mínimos que aseguren que aquellos que ingresen al país son realmente tributarios de las medidas de protección que el Estado ha decidido otorgar. Los atentados de París de hace unas horas son una muestra clara del riesgo al que se somete a Canadá por la irresponsabilidad de un blandengue Primer Ministro. Estos atentados son una advertencia para aquellos países que de buena fe han abierto sus fronteras y que hoy soportan el embate de aquellos a los que un día les dieron la mano, pero también son una oportunidad para reconsiderar la decisión y evitar la posibilidad de un Caballo de Troya en el país. Esta medida es irresponsable y atropellada – desde cualquier punto desde donde se contemple- por razones concretas que el gobierno no debería soslayar:

  1. La revisión de la documentación del “postulante” se realizará A Posteriori, luego de su llegada a Canadá y no en los países desde donde solicitan el asilo.

La mayoría de refugiados sirios se encuentran en Líbano, Jordania y Turquía. Los procedimientos que se han utilizado para categorizar a los solicitantes de asilo han sido modificados por la cantidad de postulaciones que ha recibido el país. Solo en Líbano se han registrado más de un millón de ciudadanos sirios, por eso el Gobierno Canadiense ha decidido atender a las solicitudes en bloque en desmedro de las postulaciones individuales. En este caso, además, se establece que ningún menor de 18 años implica riesgos para la seguridad del país. Los criterios de selección desde estos países son muy generales, por eso que el trámite final se culminará cuando el postulante se encuentre físicamente en el país. Sin embargo, no hay posibilidad de realizar un acertado y confiable seguimiento de los antecedentes criminales de los postulantes desde Canadá.

  1. 2700 refugiados llegarán a Vancouver antes del fin de 2015 sin que exista un lugar específico para albergarlos.

Chris Friesen, de Immigrant Services Society, única institución autorizada para recibir refugiados auspiciados por el Gobierno en B.C. ha señalado que anualmente la ciudad recibe 900 casos, cuyos expedientes fueron tramitados en el lapso de uno a cinco años. Procesar el triple de admisiones en 60 días es absurdo y peligroso. Además, la falta de oportunidades para la integración de refugiados y la escases de vivienda a precios accesibles terminará reflejándose, tarde o temprano en las calles de Surrey y Coquitlam donde, según el propio Friesen, finalmente se establecen. Hace unos días el propio Ministro de Inmigración John Mccallum evitó referirse a los aspectos específicos de este reasentamiento y al uso de las instalaciones militares como centro de reclusión de aquellos que lleguen al país.

  1. La decisión del gobierno quiebra la disciplina fiscal en la que se mantuvo sólidamente al país por casi una década

El gobierno debe ampliar el beneficio del Resettlement Assistance Program a 25 000 nuevos ciudadanos. Dicho beneficio cubre los gastos de cada refugiado hasta por un monto de $ 2661 Dólares Canadienses durante un año. Asimismo, el gobierno se compromete a financiar el costo de los pasajes por traslado aéreo, que esta vez estará a cargo de la empresa aérea Air Canadá, quien desde un primer momento se ofreció a realizar vuelos desde Líbano y Turquía hacia Canadá “desinteresadamente”.

  1. En las escuelas no hay espacio para albergar a niños en edad escolar

Se estima que al menos el 40 por ciento de los refugiados que lleguen a Vancouver serán niños en edad escolar. Sin embargo, a la ausencia de programas que faciliten el acceso a viviendas accesibles se suma la imposibilidad de contar con mayores escuelas que permitan la incorporación de nuevos estudiantes. Tampoco quedan muchas de las escuelas que ofrecían clases de inglés gratuitas a adultos, debido a los recortes presupuestarios de hace algunos meses. Con algo de planificación estos temas podrían haber sido advertidos y solucionados. Recuerden que el hacinamiento en el aula fue una de las razones por las que los maestros de B.C. iniciaron una huelga en el 2014.

Hay una necesidad insoslayable de replantear el procedimiento para la admisión de estos 25 000 ciudadanos sirios. Urge una estrategia que evite la infiltración de miembros de ISIS en los países receptores como Canadá. Veremos si, a la luz de estos hechos sangrientos en París, el Primer Ministro Trudeau mantiene su promesa de retirar a las tropas canadienses de territorio en conflicto en medio oriente. Ese sería un nuevo revés en su novísima función.