LaGloria_Logo-Feb-2015

Chavismo perdería control sobre beneficiarios del programa Misión Vivienda

Nicolás Maduro

Nicolás Maduro

Una ley que ya fue aprobada en primer debate por la Asamblea Nacional de Venezuela, le quitaría el mecanismo de control que ejercen los chavistas sobre los beneficiarios del programa Misión Vivienda.

El proyecto de ley, pretende otorgarle el título de propiedad a todas las personas y familias que han sido beneficiarias de este programa de vivienda, y con ello se estaría desmantelando el mecanismo, con el que el chavismo venía ejerciendo presión sobre los ciudadanos, con el fin de obtener su favoritismo en las elecciones y tenerlas amarradas bajo la amenaza de ser lanzadas a la indigencia.

Con la aprobación de una ley de esta naturaleza, se estaría impidiendo que el régimen de Nicolás Maduro continúe obligando a cerca de un millón y medio de electores a votar a su favor en las elecciones, y dejaría a muchos de ellos en libertad de migrar hacia el grupo opositor que hoy controla el parlamento venezolano.

Por supuesto, los diputados adeptos al régimen, han dejado sonar su voz de protesta pues según ellos este instrumento no cumple los requisitos para ser un proyecto de ley, porque no resiste ningún análisis jurídico y porque además según lo ha expresado el diputado chavista Pedro Carreño, “es inconstitucional”.

Lo propio ha hecho el presidente Maduro, quien hizo un llamado a la población para que salgan a la calle a protestar porque según él, este proyecto de ley pretende dejar a los beneficiarios sin vivienda. “Llamo a todo el pueblo a movilizarse contra la Ley Capitalista que pretende privatizar la vivienda y el hábitat de la familia venezolana” dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, el mensaje de Maduro a salir a manifestarse a las calles no ha sido claro, pues no explica cómo es que los beneficiarios de la misión, luego de recibir sus títulos de propiedad van a poder ser lanzados a la calle.

Según los analistas políticos, la verdadera preocupación del chavismo es perder uno de los mayores mecanismos de control y de manipulación política como lo ha sido para ellos el denominado programa Misión Vivienda.