LaGloria_Logo-Feb-2015

El expresidente de El Salvador, su esposa y otros, con problemas por fraude al Estado

Efecto dominó en el caso “Tony” Saca

El expresidente de El Salvador, su esposa y otros, con problemas por fraude al Estado

Elías Antonio Saca, expresidente de El Salvador, acusado de corrupción.

Víctor Zelada Uceda

Corresponsal Sin Fronteras News

San Salvador

En octubre de 2016 se destapó una olla que sigue con hervor. El fiscal general de la República, Douglas Meléndez, llamó a esa investigación como “Destape a la corrupción” para atender el “clamor de la población” en un combate directo a la corrupción en el país. Esto llevó a que al expresidente Elías Antonio Saca, su esposa Ligia Mixco Sol y empresarios los acusaran de enriquecimiento ilícito. Lo que comenzó como un indicio ha dejado capturas, procesos abiertos, prisión. Es toda una red de corrupción.

El punto de origen fue cuando la Sección de Probidad de la CSJ cuestionó al exsecretario privado de Saca, Elmer Charláix Urquilla, por no haber justificado la procedencia de $18 millones 767 mil 445 que transitaron en sus cuentas bancarias.

El 31 de octubre fue el día de las capturas de Saca -quien estaba en una celebración familiar- junto a Julio Rank, César Funes y tres actuales funcionarios de Casa Presidencial. La Fiscalía General de la República (FGR) puso en la mira a Saca porque tenía evidencia de una confabulación entre funcionarios públicos, instituciones estatales, empresas privadas y personas particulares.

Además, declaró que las investigaciones de la Fiscalía han determinado que son un total de $246 millones lo que fue extraído del Tesoro Público de la Presidencia durante el mandato de Saca.

Trajo cola

La FGR presentó en noviembre un recurso para que los hijos del expresidente fueran incluidos en el proceso por presunto enriquecimiento ilícito, por el vínculo directo con sus padres. La Cámara había aceptado una petición de dejarlos fuera, no así a la esposa del ex gobernante Ana Ligia Mixco.

La solicitud de incluir a Gerardo, José y Christian, todos de apellidos Saca Mixco Sol, fue aceptado por la Cámara Primera de lo Civil de San Salvador.

El factor dominó trajo repercusiones al punto de que fueron congeladas varias cuentas bancarias y se les prohíbe la movilidad de propiedades.

Mientras avanzaba la investigación el 5 de noviembre Saca, y los ex secretarios de Gobierno, César Funes, Julio Rank y Elmer Charlaix, así como tres empleados administrativos, fueron enviados a las celdas de la División Antinarcóticos (DAN), de la Policía Nacional Civil (PNC).

Fue hasta enero que el nuevo destino fue el Centro Penitenciario La Esperanza conocido como -Mariona-. El traslado se hizo por orden del Juzgado Cuarto de Instrucción y tras negativa anterior de la Dirección General de Centros Penales.

Este mes la redada ha continuado. El juzgado Séptimo de Paz de San Salvador implicó también en la red de lavado de dinero a la ex primera dama Ana Ligia Mixco Sol de Saca, al publicista Antonio Lemus Simún y al padre del exsecretario de la Juventud y presidente de ANDA, César Funes Cruz. En ese mismo requerimiento fueron incluidos Julio Roberto Zamora Bolaños, Rubén Ernesto Castro Castillo y Cecilia de la O, a quienes se les acusa por los delitos de lavado de dinero y por agrupaciones ilícitas.

De acuerdo con la Fiscalía, Ana Ligia Mixco Sol de Saca, Antonio Lemus Simún y César Funes Cruz, fueron procesados en libertad condicional, además rendir una fianza de dinero.

En esa extensa lista también fueron mencionados Oscar Edgardo Mixco Sol, cuñado del expresidente Saca, y hermano de la ex primera Dama, Ana Ligia de Saca, como también los publicistas Gerardo Antonio Funes Durán, director de la agencia Funes & Asociados; Rolando Alberto Durán Acevedo, presidente de la agencia de publicidad América Publicidad y José Antonio Armando Lemus Zelaya, de Anle Publicidad.

Los otros son: Sonia Guadalupe Morales de Reyes, Marta Enma Suazo Canjura, Ángel José Montoya González, Oswaldo Octavio Orantes Marenco, Hernán Antonio Leiva Alemán y Milton Romeo Avilés Ortiz.

El ministerio público los acusa de al menos haber lavado unos 22 millones de dólares entre el 2004 y el 2009, que corresponde al periodo presidencial de Elías Antonio Saca González.

A mediados de la semana anterior, a Ana Ligia Mixco Sol de Saca le concedieron medidas sustitutivas en la audiencia inicial para que pueda estar a cargo de la administración de sus empresas. Sin embargo, el expediente sigue abierto.