LaGloria_Logo-Feb-2015

Vancouver recibió nuevo año con fiesta multitudinaria en el Canada Place

Multitudes de residentes de Vancouver se hicieron presentes en downtown para la celebración de Año Nuevo. (Foto: Stephen Lam/New Year's Eve Vancouver)

Multitudes de residentes de Vancouver se hicieron presentes en downtown para la celebración de Año Nuevo. (Foto: Stephen Lam/New Year’s Eve Vancouver)

Por Pamela Grcic

Decenas de miles de personas en oleadas llegaban a las afueras del Canada Place para celebrar el advenimiento del 2016 en Vancouver, en la noche de la primera celebración de la Víspera de Año Nuevo de Vancouver (NYE VAN, por sus siglas en inglés), el pasado jueves.  El evento gratuito empezó oficialmente a las seis de la tarde,  ofreciendo entretenimiento para  todas las edades. Esta, es la primera celebración pública de la víspera de Año Nuevo en una década.

Las autoridades y organizadores esperaban una asistencia de alrededor de 15,000 personas, pero según las declaraciones del Vancouver Police Department (VPD, por sus siglas en inglés) a la CBC, este número fue superado. Por otro lado, la policía también informó que no se reportaron ninguna clase de desorden mayor entre la concurrencia.

Charles Gauthier

Charles Gauthier

Charles Gauthier, presidente de la junta directiva del New Year’s Eve Celebration Society y presidente de la Downtown Vancouver Business Improvement Association, dijo sobre los grandes números de personas que se concentraban. “Creo que es muy  gratificante. Cuesta mucho tiempo y trabajo para realizar una fiesta en la calle para Vancouver y la gente se está haciendo presente.” “Ellos están viniendo en números muy grandes esta noche”.

Asimismo, las 1,500 entradas para acceder al CF Pacific Centre Viewing Lounge, se agotaron.

Pensando en las familias, se programaron dos muestras de fuegos artificiales, una de tres minutos a las 9 pm y la otra para adultos de 11 minutos, a la medianoche.

Aunque la respuesta del público no se puede predecir a ciencia cierta en un evento gratuito al aire libre. Sin embargo, la cuestión climática fue crucial, y estuvo a favor de los organizadores.

“No está lloviendo y es una noche hermosa, y esto realmente era lo que queríamos, una celebración comunitaria gratuita,” Gauthier enfatizó.

Aunque todavía los números oficiales no se han anunciado, Gauthier declaró a Global News al final del evento, que fue “un éxito absoluto”.

Un año hace la diferencia. El año pasado, la celebración se truncó por problemas con el presupuesto y falta de tiempo. Charles Gauthier explicó que este año “todo coincidió perfectamente y se dieron las condiciones adecuadas para realizar este evento”.

Vancouver usualmente ha sido considerada como una ciudad no divertida (“No Fun City”). Este éxito es un primer paso para demostrar al mundo que Vancouver sí celebra el año nuevo, y también para asegurar auspiciadores en próximas ediciones, como la firma Concord Pacific, que han asegurado su participación para el próximo año. El NYE VAN 2015 fue una presentación de Concord Pacific.

Así, Vancouver ya se ha unido a un grupo de ciudades que celebra el año nuevo significativamente. La fiesta que los neoyorkinos celebran en el Times Square desde 1904, es un ejemplo a seguir –este año con más de un millón de asistentes. “Nos falta ponernos muchísimo al día con ellos.”

Por otro lado, el público expresó sus resoluciones de Año Nuevo.  El mexicano Alex Ayala (segundo de la izquierda en la foto) recibió la visita de su familia de la Ciudad de México para celebrar junto con él, la llegada del Nuevo Año.  Alex   vive en Vancouver hace tres años y su meta para el 2016 es: "Terminar mis estudios de posgrado, encontrar trabajo, y poder empezar mis trámites para ser residente". Su familia también planea inmigrar a Canadá. (Foto Pamela Grcic)

Por otro lado, el público expresó sus resoluciones de Año Nuevo. El mexicano Alex Ayala (segundo de la izquierda en la foto) recibió la visita de su familia de la Ciudad de México para celebrar junto con él, la llegada del Nuevo Año. Alex vive en Vancouver hace tres años y su meta para el 2016 es: “Terminar mis estudios de posgrado, encontrar trabajo, y poder empezar mis trámites para ser residente”. Su familia también planea inmigrar a Canadá. (Foto Pamela Grcic)