LaGloria_Logo-Feb-2015

Mi elección como escritor, responde a las necesidades del lenguaje

Jóvenes Sin Fronteras

Mi elección como escritor, responde a las necesidades del lenguaje

Por Anarella Calderoni

Laury Leite

Laury Leite

Laury Leite nació en la Ciudad de México, con orígenes de Brasil. Estudió dramaturgia y dirección teatral en España. Ha traducido y realizado obras de teatro, también ha colaborado como escritor para revistas. Recientemente terminó su primera novela, ‘En la soledad de un cielo muerto’.

¿Cómo llegaste a vivir a Canadá?

Llegué a Canadá, como mucha gente, de manera un poco fortuita. Mi esposa es de Vancouver y ella y yo vivimos en España durante mucho tiempo. Estábamos bastante establecidos allá, pero cuando la crisis económica de 2008 azotó al país, decidimos que era un buen momento para cambiar de aires. Me desagradaba la idea de regresar a sociedades donde impera la desigualdad económica, donde no es raro ver a gente muriéndose de hambre y, en la misma calle, tropezarse con gente que va a sus trabajos en helicóptero. Gracias a la ciudadanía de mi esposa, elegimos inmigrar a Canadá. Canadá se mostró como la mejor opción a causa de su hospitalidad hacia los extranjeros, así como la reputación de su sistema social. Después de muchos trámites burocráticos en los cuales teníamos que demostrar que mi esposa y yo éramos una pareja real y no un matrimonio de conveniencia, llegamos a Toronto a principios de 2011, en pleno invierno. Aterrizamos en la ciudad congelada mi esposa, yo y Grushenka, nuestra perrita. Teníamos unas cuantas maletas, mucho estrés en el cuerpo y el deseo de aventura.

¿Cuáles son las experiencias que más recuerdas de tu llegada?

Recuerdo el aterrizaje sobre la ciudad congelada. Esa tonalidad tan especial que tiñe al paisaje en invierno. Recuerdo el atardecer durante el trayecto hacia el hotel en que nos quedábamos, un atardecer frío y azul. Después de dejar nuestras cosas en el hotel fuimos a cenar sushi (mi esposa tiene un problema serio de adicción al sushi), pero como teníamos a la perra no podíamos entrar al restaurante. Mi esposa entró para pedir el sushi y yo me quedé afuera con mi perrita. Me asombró el olor fresco del invierno y el profundo silencio que se hace cuando está nevando. Yo miraba la nieve y todo me parecía un sueño. Regresamos al hotel y cenamos en nuestra habitación. Pusimos la tele y vimos, atónitos, las revueltas que empezaban a tener lugar en Egipto. Creo que ahí, habiendo inmigrado a causa de la crisis del 2008, y viendo lo que sucedía en Egipto, tanto mi esposa como yo nos sentíamos en ese momento como unos juguetes de la historia. Me llamó la atención cómo la historia desfiguraba tantos destinos individuales.

¿Qué estás haciendo actualmente?

Soy escritor. Novelista, para ser más concreto. Actualmente estoy escribiendo mi segunda novela. Hasta ahora el título provisional es “la gran demencia”. Es una novela acerca de una familia en los suburbios de la Ciudad de México. Recientemente también publiqué una crónica sobre Toronto en Revista de Letras, una revista literaria de Barcelona. Esta crónica puede ser vista en: www.revistadeletras.net/toronto-mapa-de-un-delirio

¿Cómo decidiste ser escritor?

No sé muy bien cómo fue que decidí dedicarme a escribir. Llegué bastante tarde a la escritura. No soy una de esas personas que escribieron su primer poema en la placenta de su madre. Creo que mi elección responde a las posibilidades del lenguaje, las posibilidades que el lenguaje tiene para explorar y recrear nuestra realidad. Me gusta el ritmo que se crea en las novelas, la dedicación a una serie de personajes o temas durante un tiempo largo.

¿Qué le dirías a alguien como tú, latino, no nacido en Canadá, recién llegado?

Le recomendaría que se compre un buen abrigo y que aprenda todo lo que pueda sobre hipotecas y precios de casas. Me he dado cuenta de que en Canadá, a diferencia de lo que mucha gente cree, el tema principal de conversación no es el clima, sino el precio de las casas. Aprender a hablar del mercado inmobiliario es el primer paso para la integración.

Si conoces un joven latino viviendo en Canadá que le gustaría contarnos su historia, contáctame a anarellac@gmail.com