LaGloria_Logo-Feb-2015

“Si te gusta Canadá, abraza a tu familia y empaca tus cosas”: Luiz Mira

Jóvenes Sin Fronteras

“Si te gusta Canadá, abraza a tu familia y empaca tus cosas”: Luiz Mira

Por Anarella Calderoni

Luiz Mira Pereira

Luiz Mira Pereira

Nuestro joven de hoy se llama Luiz Mira Pereira y viene de São Paulo, Brasil. São Paulo es el principal centro financiero en Brasil con 1500 sucursales bancarias y su propia casa de bolsa. Además de lo económico, se encuentran muchas opciones para el entretenimiento. Hay eventos de artes como la Bienal de São Paulo, tienen una semana de modas ‘Sao Paulo Fashion Week’, juegos de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP Open), el desfile Gay más grande en todo el mundo (con tres millones de participantes en la última edición) y tienen el circuito de ‘Interlagos’ en donde se realiza cada año una carrera de la Formula Uno.

¿Cómo llegaste a vivir a Canadá?

Mi primera vez en Canadá fue en el 2009, vine a Toronto para un programa de ingles. Inmediatamente, me encantaron las personas, la cultura, y me sentía muy a gusto. Todavía recuerdo caminando en el centro, observando como todas las personas de diferentes culturas compartían y convivían en el mismo parque. Pronto regrese a Brasil con la única intención de acabar la escuela y trabajar hasta tener el dinero suficiente para regresarme a Canadá. Tarde cinco años en sacar un licenciado de administración de empresas y empecé a trabajar en un banco para ahorrar dinero. Hice un plan de venirme en el 2015 para estudiar una maestría en finanzas.

 ¿Cómo decidiste dedicarte a eso?

En el 2007 cuando acabe la secundaria no tenía ninguna idea de lo que quería estudiar. Lo platiqué con mis papas y decidí tomar un año de descanso para pensar que quería para mi futuro. En el 2009 me inscribí en un programa que me había interesado de ‘la economía social’. ¡Pero después de solo ocho meses ya estaba arrepentido! No me gustaban las materias y menos los trabajos que podía tener con esos estudios.

Estaba buscando algo más práctico, y con todo el apoyo de mis papas me retiré hasta que en el 2010 empecé con los estudios en administración de empresas. A través de la escuela me salió un trabajo internado con un banco internacional. Me encanto la industria de bancos, vi que esto de las finanzas si era para mí. De los bancos es en donde sale la mayor parte de todo el crédito, entonces tienen que ver con todos los diferentes tipos de negocios y eso me encantó. Al acabar mis estudios tenía dos opciones; quedarme en Brasil y seguir con mi trabajo, o, abandonar mi puesto y empezar una nueva vida en Canadá. Decidí que estudiar en Canadá sería lo mejor ya que los estudios internacionales te pueden abrir más las puertas.

¿Cuál sería tu consejo alguien como tú, un joven no nacido en Canadá y recién llegado?

Es muy importante tomar el tiempo necesario para leer los requerimientos y planear todo el proceso. Obtiene mucha información del lugar al cual quieres ir. Si tienes la oportunidad, ven antes para ver si te gusta la vida aquí. Si el 99% de las personas les gusta algo, eso no quiere decir que te tiene que gustar a ti también. Y esté listo para un gran cambio en tus perspectivas.

Las cosas que yo veía como problemas en Brasil son las cosas que acabe extrañando mas, ahora los veo como recuerdos chistosos de Sao Paulo. Lo bueno si empiezas a extrañar, es que Canadá es tan diverso que por supuesto puedes encontrar amigos del país de dónde vienes. También encontraras tu comida favorita, aunque claro nadie lo puede cocinar tan rico como tu mamá. Pero aquí se encuentran muchas opciones para divertirse y seguir marchando hacia adelante.

Si este es un lugar fabuloso, pero no es tu hogar entonces prepárate para sentir unos días la tristeza de extrañar a tu familia y tus amigos.

¿Cuál ha sido la mejor y la peor de tus experiencias viviendo aquí?

Fue muy difícil para mí definir exactamente cuál es la cultura ‘canadiense.’ Por ejemplo, caminando por el centro de Vancouver, que no te sorprenda ver a todas las personas con características físicas tan diferentes.

Oír diez diferentes lenguajes, ¡y pasar restaurantes de cinco tipos de comida todo en la misma cuadra! ¡Ah, y ten en cuenta que las personas aquí dicen ‘sorry’ (perdón) todo el tiempo! No importa que paso o de quien fue la culpa, tú di ‘sorry’. Y también di gracias, hasta si te estás bajando del bus, grítale gracias al operador. Si te encuentras con alguien que está perdido, ayúdale, aunque probablemente, tú tampoco sabes muy bien. Si te invitan a comer algo nuevo de una parte del oriental-sur de Malasia un país que ni sabias que existía, pruébalo, y vas a ver qué deliciosa es la comida que no puedes ni pronunciar.

Si vas conduciendo necesitas siempre darte cuenta y respetar a las bicis que actúan como coches aquí. Prepárate para oír los daños de la comida inorgánica, la importancia de ‘fair trade goods’ y las quejas de los GMO’s (comida genéticamente modificada). Si te gusta salir a los antros, ve llegando temprano por que para las dos ya todos están cerrando. Y tampoco te sorprendas si tienes más invitaciones para salir a un ‘hike’ que para salir a bailar. Esa es la manera que se vive aquí en Vancouver, te encontraras con muchos retos, pero en fin será una experiencia positiva. Abraza a tu familia, empaca tus cosas y ponte listo.